Revisión de las cifras en negocios deportivos

La gimnasia ha sido fundamental para el desarrollo del menor, creo que en nuestro país se debe facilitar bastante esta asignatura por el hecho de que aporta valores como el trabajar en grupo y la competitividad, rasgos que resultan primordiales en nuestro formato de vida actual para el crecimiento profesional. El deporte nos ayuda a motivarnos y disputar con los demás, dos de las capacidades precisos para subsistir en este mundo capitalista.

Los americanos que se consideran como los predecesores de este método inculcan a sus niños en sus escuelas y universidades con un alto porcentaje de asignaturas planteadas a la formación física, construyendo equipos de todo tipo de eventos que pugnan con el resto de escuelas produciendo una competencia natural. Quizá eso consiga ser la razón del avance de las rentas de esta sociedad pues los inculcan para ser empresarios y negociantes y no para vivir de la administración como sucede en diversos países de Europa en los cuales bastantes de sus pobladores a lo auténtico que quieren son en transformarse funcionario para trabajar únicamente en calendario de matinal.

Si debemos rivalizar en este planeta por el hecho de que las bases que nos han impuesto son estas debemos transformar nuestro sistema educativo e estimular el deporte no solo en los colegios de primarias e institutos, además en las universidades donde desmotiva completamente la actividad física. Deberíamos dedicar más recursos a los diferentes deportes en los centros universitarios promoviendo las competiciones deportivas y que el desarrollo de dicha participación obtenga un premio para el alumno en forma de ayudas ó descuento en las matrículas universitarias que han subiendo su coste estos últimos tiempos por los limitaciones estatales.

En el ejemplo que me pongo a recrear mi niñez, concluyo que en mi primera edad estudiantil, en el centro educativo de educación primaria, hacía más deporte que en las épocas siguientes, existían diversos equipos tanto de fútbol, como balonmano en todos y cada uno de los colegios de mi urbe que competían a lo largo del transcurso del curso escolar y después el vencedor local de las distintas asignaturas deportivas competía con el vencedor de las otras ciudades dejando un vencedor provincial. Dichas contiendas se realizaban con gran cantidad de equipos de diferentes edades para compensar los enfrentamientos deportivos.

Zapatillas de futbol

Para los muchachos de los diversos colegios es un honor pertenecer al equipo de su instituto y practicar con los otros competidores de los los demás centros escolares. Se fomentaba el trabajo en grupo entre otros muchos valores esenciales para nuestro desarrollo como personas.

Incluso me acuerdo que cuando pertenecemos a la edad de 14 años más ó menos, tuvimos que trasladarnos del instituto al instituto de educación secundaría y todas y cada una dichas competiciones se ausentaron lo único que había era una materia que le llamaban deportes, en la cual te podías encontrar profesores de todo tipo, desde el típico perezoso que nos acercaba a las instalaciones deportivas y nos daba múltiples esféricos de bascketball y football a fin de que pasásemos el tiempo durante la hora que duraba la hora lectiva hasta la característica señorita que aquello de salir al aire libre a jugar a ciertos juegos no le placía y nos exigía en el pabellón de deportes indoor a realizar actividades deportivas de gimnasia física, algunos de mis compañeros debido a su peso y estructura le fue muy bien difícil efectuar tal actividad, llegando a dañarse físicamente en ciertos ejercicios.

También, en último punto, que cuando alcancé el ritmo universitario y tuve que regresar a modificar de centro educativo aprendí que el ejercicio físico permanecía disminuido totalmente de las materias impuestas, que si querías elaborar algún deporte debías ser tu mismo el que promovieses esa opción dentro ó fuera del circuito universitario. Lógicamente se tenía necesidad de ubicaciones competitivas en la Universidad para poder preservar a la demanda deportiva de todos y cada uno de los alumnos que se hayaban matriculados en estos lugares, hablamos de universidades públicas no privadas.

Termino mi post haciendo una afirmación de que debemos adaptar ese punto en la reforma en la educación, fomentando el provecho del ejercicio en las universidades en los cuales no se tiene nada , ni disciplinas ,ni campeonatos de fútbol ó balonmano o bien otros deportes, menciono a estos dos deportes pues han sido los más practicados a nivel nacional y los más continuados por la mayoría, dato que han erigido a los profesionales del fútbol en estrellas mundiales con lo que no estoy de acuerdo, mas ello es para hablarlo otro día.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn