¿Por qué es necesaria una garantía legal de conformidad?

Garantía legal de conformidad del automóvil

Al comprar un vehículo,  se nos hace entrega de un documento un poco extenso que a veces no terminamos de leer por simple pereza, este documento es la garantía legal de conformidad del automóvil  donde se le especifica al cliente en qué condiciones se entrega el vehículo, para que este acepte de manera legal el mismo.

La garantía legal además funciona como un seguro para el cliente, ya que el vendedor bajo ley deberá responder por las averías internas del vehículo en un lapso de dos años (para autos nuevos) y no menor a un año para vehículos usados; claro está, siempre que los daños sean producidos por problemas anteriores a la venta.

Las fallas ocasionadas en el vehículo después de la compra deben ser determinadas por un experto para saber si el vendedor debe responsabilizarse por la misma, y esto se determina  en base a la falla: Si es por desgaste  de las piezas,  un defecto de fábrica o un mal uso del vehículo por parte del vendedor.

La garantía legal de conformidad existe además para mostrar la responsabilidad del vendedor, quien debe hacer constar que su bien se encuentra completamente apto para la venta bajo las condiciones que se le están especificando al comprador.

El Real Decreto Legislativo 1/2007 respalda la Garantía de conformidad dejando en claro que un coche en estado de “nuevo” merece una garantía de 2 años en donde cualquier daño sufrido en el vehículo por desgaste o fallas en el manejo caen a manos del vendedor, siempre y cuando este daño sea justificado por algún experto mecánico  en un taller de la misma marca del vehículo; caso contrario, se anula la garantía.

¿Por qué es necesaria una garantía legal de conformidad?

La garantía legal de un coche es necesaria para que el comprador pueda tener un aval de seguridad. La mayoría de las veces al comprar un vehículo (de segunda mano) corremos con el riesgo de que este pueda fallar a pocos días de haberlo comprado, las garantías nos respaldan de esto a fin de que el comprador pueda sentirse a gusto con su venta.

La ley de Garantía legal de conformidad (al menos en España) le da a autos usados le da hasta 12 meses de garantía dependiendo de las fallas que puedan venir con el vehículo de antemano o, dependiendo de las condiciones en la que se está entregando.

La garantía legal para motos es similar a la de automóviles y aunque los componentes de una motocicleta son menores a los de un coche,  mantienen la misma importancia por lo delicado de sus partes y la rapidez de desgaste.

En una garantía legal de conformidad aparecerá todo lo referente al vehículo y sus componentes, como kilometraje,  estado de las llantas, tapicería, etc.; de esta manera, cualquier falla que pueda poseer el coche  con respecto a alguno de los elementos defectuosos o no defectuosos se verá estudiada por un experto.

En un caso donde no existiese una garantía legal en el coche, las complicaciones por fallas de vehículo podrían darse de manera mucho más inesperadas y agresivas; por ejemplo, el auto puede tener una falla de motor de manera repentina  a las semanas de haberlo comprado, y no habría forma de reclamar al vendedor por la falla.

En pocas palabras, la garantía legal de conformidad del automóvil es necesaria ya que nos ofrece una mayor seguridad en nuestra compra, el vendedor estará obligado a hacer una venta justa y el comprador estará más en confianza.

Comparte este post....Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin