Franquicias que triunfaron y después no se mantuvieron

En esta época de gran recesión económica y altos índices de paro, el sistema de franquicia ha llegado a ser una opción de cara a muchas familias, ya que dentro de el programa de franquicias español las que funcionan con una reducida inversión  han podido llegar a formar parte del comercio y todo indica que han venido a quedarse en el mercado. La causa de este buen acogimiento radica en que los pilares que se sostienen con esa adquisición van en la línea de losmás buscados por los autónomos. Los conceptos sobre los que se fundamentan estas empresas se asocian alámbito de las prestaciones como pueden ser inmobiliarias, consultoras o gestorias que en numerosas situaciones ni siquiera necesitan un lugar a la hora de ejercer esta tarea. Igualmente vemos en esta lista negocios como serían peluquerías o fruterías que necesitan un sitio para funcionar.

En cualquier caso diremos que es bastante necesario que unas franquicias tengan un lugar que le sirva de escaparate para darse a conocer y ganar notoriedad entre los potenciales clientes. No obstante, en nuestro páis gran cantidad de franquiciados solo utilizan un portátil, un movil y su domicilio particular. En estas situaciones hablaríamos de franquicias low cost que de ningún modo resultan ser  iguales a las de baja adquisición.

En estas franquicias al igual que ocurre con las que requieren una adquisición mucho mayor, el emprendedor ha de tener en cuenta que toda empresa necesita un tiempo de maduración y el emprendedor debe tener medios por si mismo de cara a conservar el negocio, pagar a los empleados si existieran y abonar los recibos de arrendamiento del lugar desde el cual realiza la actividad.

Obviando el dinero que se necesita a la hora de unirse a un conjunto de enseñas, no existen entendidos de este sector que digan lo opuesto a la siguiente enunciación: Las franquicias de baja financiación de ninguna manera serían iguales a las de low cost. Va a ser muy recomendable hacer esta diferencia para no equivocar a los inversores.

Las cuatro partes necesarias en una relación contractual de franquicias serán:

El franquiciador.- Va a ser una persona o empresa de franquicias rentables propietaria de una compañía que, tras constatar las posibilidades de su negocio con uno o incluso varios negocios propios durante un tiempo de ningún modo menor de doce meses, decide traspasarlo a otras personas que se llaman franquiciados por unas  contraprestaciones económicas que se precisan en un acuerdo entre las dos partes.

Métodos propios.- Serían las destrezas que el propietario de una marca ha ido acumulando alir montando su negocio. Know how se transfiere al franquiciado con instrucciones que serán representativos y deben de aportar un plus, esos textos descriptivos de ningún modo han de ser divulgados a personas ajenas a la sociedad.

El derecho de entrada.- Sería la cantidad económica que el franquiciado ofrece al franquiciador al comenzar con el negocio con el distintivo y que le otorga la posibilidad de su uso, asi como la concesión de cara a trabajar en una zona determinada, además de que con esta cantidad se le concede un tiempo de aprendizaje junto con un orientador para que le eche una mano con los distintos impedimentos que puedan surgir al comienzo.

El franquiciado.- Será el emprendedor que podría ser una persona o también una organización que obtiene una autorización para el uso de una marca concreta. El traspaso de marca se llleva a cabo con dinero que entrega el franquiciado y también podrán ayudarle en un principio e incluso  siempre que el acuerdo firmado esté en vigor.

Comparte este post....Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin