El uso de hierbas y plantas curativas

La utilización de las plantas para tratar o prevenir enfermedades es realmente una práctica que se lleva a cabo desde hace muchísimos años.

La organización mundial de la salud acredita el valor de esta actividad puesto que servirá de gran ayuda de cara a mejorar su estado de salud.

El uso de hierbas y plantas curativas de herbolario se incluye dentro del campo relacionado con la medicina y asimismo la usan los expertos en salud y los naturópatas.

Hay laboratorios en los que se están haciendo antinflamatorios con hierbas, y sin duda disponen de expertos que ordenan y estudian las diferentes plantas. Y de este modo se van descubriendo nuevas singularidades en las hierbas.

Todo lo conocimientos referentes a la naturopatía se han transmitido de unas generaciones a otras y hoy día se reconocen cada vez más. Junto con los preparados relajantes, laxantes, antinflamatorios, expectorantes, antitusivos, etc. se hacen saborizantes, aceites de jazmín, etc.

Se sabe que los medicamentos que no llevan ingredientes químicos tienen propiedades expectorantes, diuréticas, astiringentes, antimicrobianas, antinflamatorias, estimulantes del sistema digestivo, relajantes, etc.

Las plantas de herbolario salud natural que tienen propiedades antinflamatorias evitan la irritación de el tejido muscular, epitelial, connectivo y nervioso. Serán muy eficaces el laurel, el cardamomo, el jengibre, el ajo, la verbena y la arnica.

Las antimicrobianas eliminan los microbios que provocan dolencias y también ayudan a fortalecer las barreras externas como la piel o las mucosas. Las plantas idóneas son el romero, el tomillo, la equinácea, el maitake, la salvia y el aceite de lavanda.

Las hierbas astringentes disminuyen las escoceduras de la epidermis y del mismo modo nos protegen de las infecciones. Contamos con la salvia, el sauce, el pensamiento, la vid roja, el pie de león y el rusco.

Las diuréticas fomentan la producción y la expulsión de la orina. Lo mejor es el comino, el hinojo, el apio, la cola de caballo, el perejil y el enebro.

Las hierbas que nos ayudan a expectorar nos ayudan a eliminar los mocos que hay en el aparato respiratorio. Deguste una infusión de margarita, malvavisco, mejorana, boldo, gordolobo o tomillo.

Las tranquilizantes frenan la angustia. Tome pasiflora, tila, albahaca, hierbaluisa, planta San Juan o ginseng.

Las hierbas que son buenas para el aparato digestivo hacen que se produzcan secreciones en las glándulas del estómago que nos apetezca más comer. Tome melisa, menta, cardo mariano, ulmus rubra, regaliz o manzanilla.

Las plantas curativas se presentan en infusiones y por supuesto puede tomarlas en pastillas o compuestos alimenticios.

Tenga en cuenta que es necesario que informe a su médico de las cápsulas que está consumiendo.

En las calles de su municipio, verá multitud de herbolarios dónde encontrará la hierba que necesite y asimismo a través de la red.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn