La salud natural a la orden del día

La actividad que consiste en usar las plantas con fines curativos es realmente una práctica que se lleva a cabo desde hace muchísimos años.

La OMS acredita la utilidad de este hábito ya que servirá de gran ayuda de cara a mejorar su estado de salud.

El herbolario está incluida en el entorno de la biomedicina y que la usan los expertos en salud y los naturópatas.

Encontramos sitios en donde se crean antihistamínicos a base de plantas, y sin duda disponen de profesionales que separan y analizan las distintas hierbas. Puesto que así se hallan nuevos beneficios de las plantas.

Los conocimientos acerca de la naturopatía han ido dejando huella a través de la historia y naturalmente hoy en día se tienen muy en cuenta. Junto con los preparados antitusivos, antinflamatorios, relajantes, laxantes, expectorantes, etc. se hacen preparados de sustancias que contienen los principios sápido-aromático, jabones de leche de burra, etcétera.

Se ha comprobado que los remedios naturales gozan de propiedades tranquilizantes, estimulantes del sistema digestivo, expectorantes, diuréticas, astringentes, antinflamatorias, antimicrobianas, etcétera.

Las plantas que tienen propiedades antinflamatorias aminoran el abotargamiento de el tejido epitelial, connectivo, muscular y nervisoso. Entre otros remedios tenemos el ajo, el laurel, el cardamomo, la verbena, la arnica y el jengibre.

Las pantas con propiedades antimicrobianas acaban con los gérmenes causantes de malestares y ayudan a fortalecer las barreras externas como la piel o las mucosas. Las plantas idóneas son el maitake, el aceite de lavanda, la salvia, el romero, la equinácea y el tomillo.

Las astringentes reducen la inflamación de la dermis y además nos protegen de los contagios. Nos servirán de gran ayuda la vid roja, el sauce, el rusco, la salvia, el pie de león y el pensamiento.

Las diuréticas estimulan la producción y expulsión de orina. Lo mejor es la cola de caballo, el comino, el apio, el perejil, el hinojo y el comino.

Las hierbas que nos ayudan a expectorar posibilitan la expulsión de las flemas que haya en los alveólos. Le vendra bien tomar marganita, tomillo, gordolobo, malvavisco, mejorana o boldo.

Las hierbas con propiedades relajantes ayudan a controlar la excitación. Tenga en casa hierbaluisa, ginseng, pasiflora, tila, planta de San Juan o albahaca.

Las plantas de herbolariosaludnatural idóneas para el epigastrio hacen que se produzcan secreciones en las glándulas del estómago que nos apetezca más comer. Cómprese ulmus rubra, cardo mariano, manzanilla, menta, melisa o regaliz.

Las plantas con propiedades medicinales se presentan en infusiones al igual que pueden presentarse en píldoras o suplementos alimenticios.

No olvide que es necesario informar a su médico del tratamiento que se está tomando.

En su pueblo, encontrará bastantes herbolisterías en dónde podrá comprar las píldoras que necesite y por supuesto por la red.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Se venden cuatro tipos de café en todo el planeta

Tostar la semilla del café de manera artesanal va a ser esencial para poder beber un exquisito café.

Aunque en realidad compañías tostadores de cafe importantes tuestan el producto que se obtiene de las semillas del cafeto empleando otros recursos, es mucho mejor el gusto del producto que se obtiene apartir de los granos y frutos de la planta del café que se hace de modo artesanal.

Se venden cuatro tipos de café en todo el planeta, aunque las más reconocidas son el Maragogype, Mondo Novo, Bourbon, Moka, etc. además de la Robusta.

Sin embargo, según sea la clase de semilla del café, se puede llegar a conseguir un sabor diferente pues tiene que ver fundamentalmente con el tostado.

Un buen tostador valorará la manera de tostar estas semillas, como se sanean o también los beneficios del fruto en seco.

Es difícil saber que clase de tueste es mejor, pero no obstante se podrá determinar que tipo de tueste será el más indicado de cara a los diversos paladares.

Cada café tiene un sabor distinto y sin duda lleva un proceso específico, un individuo preparado para elaborar el café como antigüamente nos dirá cúal es el más indicado.

Vemos sujetos que se decantan por el ácido y consistente, pero sin embargo a otros individuos les gusta más acaramelado y ligero.

Se ofertan el tueste americano, italiano, medio, fránces, canela, etc..

Si deseamos probar el tueste canela es importante saber que el grano es practicamente verdoso. Es francamente bueno para los varones y hembras que buscan la consistencia del café además de que lleva mucho estimulante.

Si escogemos el tueste americano de flococoffee es importante saber que se se trata de un tueste más elevado que el anterior, la semilla comienza a tomar un color acaramelado, con menos alcaloide blanco que pertenece al grupo de las xantinas y actúa como estimulante y más suave. Si nos decantamos por un tueste medio, la semilla desarrolla poca cafeína y más aroma.

El tueste francés dura más tiempo, la semilla no presenta mucha cantidad de cafeína, y va a tener más dulzor y cuerpo, es ideal para aquellos prefieren los cafés acaramelados.

El tueste a la italiana será el que se realiza a mayor temperatura, la semilla se oscurece mucho. En la antigüedad se hacía este tipo de tueste, el grano presenta poca cantidad de cafeína.

Debemos de saber que cuanto más verde sea el café más acidez y cafeína tendrá.

Y por otra parte, si se tuesta mucho, ganará en sabor y aceites esenciales.

Debemos recordar que el café debe reposar entre unos cinco y diez días después de estar tostado para poder preparlo.

Pasado un año del tueste el producto de obtenido de las semillas y frutos de la planta del cafeto pierde sus propiedades, y por tanto hay que recordar la fecha en la que se tostaron los frutos. El café tiene que estar siempre fresco.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn