Antes de el siglo 18 no se permitía disponer de armas y barbas postizas dentro de locales de juego

Si conversamos sobre disfraces aludimos a colocarnos una careta, debido a que ha sido la forma cuando se trata de representar una personalidad diferente a la verdadera. Según los libretistas de toda la vida el origen de los disfracessurge con el demonio porque por la manera que exponen esos eruditos fue la primera figura que se disfrazó de serpiente con objeto de confundir a Eva al mostrarle una manzana camuflándose de la serpiente. Además creen que el inicio pudiera estar en determinadas deidades griegas las cuales modificaban su imagen . Mas siempre que charlamos de festejos de disfraces debemos de hablar del carnaval que resulta ser un festejo el cual se origina no mucho más allá de la Edad Media, de acuerdo a la documentación que hemos podido encontrar disfraces, y si tenemos que precisar el lugar donde se se inicia resulta ser en la Europa cristiana. No obstante el uso de el disfraz viene de anteriormente y se halla relacionado con el teatro antiguo griego y esas fiestas de los romanos en las que se usaba este disfraz de cara a interpretar personajes o incluso para no intuir la personalidad de aquellos que intervenían en las celebraciones de algunos aristócratas de Roma dentro de las enormes mansiones.

El carnaval ha llegado a ser una celebración la cual se realizaantes de la cuaresma de los cristianos, es que el cristianismo nos permite diversión con anterioridad al periodo de reflexión que se hace cuarenta días antes del inicio de la pasión cristiana que dura una semana de tal forma que su final diremos que es con la resurrección del hijo de Dios.

Durante la existenciahan existido tiempos en las cuales de ninguna manera se consentía la máscara, órdenes que tenían su base en los mandamientos. Antes de el siglo 18 no se permitía disponer de armas y barbas postizas dentro de locales de disfraz de juego ni siquiera dentro de lugares para el rito, de igual forma en ningún caso se puede permanecer cerca de estas edificaciones para el culto.

Existen algunas versiones que cuentan que el comienzo del carnaval, en el que los residentes de las comarcas se disfrazaban, era con las fiestas que se hacían rebosantes de la animación de los hombres al iniciarse la primavera, dejando atrás el invierno de sus malas temperaturas y además ventisca, llegando la primavera que implica el regreso de la belleza floral y la llegada de los animales que habían estado escondidos en el transcurso de los meses de frío.

Conforme a ciertos escritores, el Renacimiento lleva a el establecimiento serio de el festejo del carnaval, reconociéndose como una de las revelaciones de el arte popular de esos años que comienza a transformarse en una exhibición mediante la cabalgatas de carrozas perfectamente engalanadas las cuales encumbran al carnaval como la fiesta favorita de los adinerados. Posteriormente empiezan a verse carrozas, conducidas por caballos, muy bien iluminadas de tal forma que conmovían a los ciudadanos valiéndose de motores para trasladarse. A lo largo de el siglo XIX en zonas en las que el clima diremos que es benigno al tener temperaturas buenas por ejemplo la costa azul francesa las fiestas del carnaval se transforman en un espacio en el que se concentran millonarios y conocidos de el mundo entero con el fin de divertirse en el interior de casinos y exhibirse en las celebraciones privadas que se realizaban por la localidad.

Con el paso de los años el festejo de los disfraces se transmite por otras localidades europeas, e incluso cada urbe celebra el carnaval dependiendo de sus características y además el clima.

Haciendo bastante esfuerzo han existido autores los cuales insisten en enfatizar la procedencia precristiana del carnaval ntentando liberar a el cristianismo de su comportamiento otorgando el origen del carnaval a las celebraciones bacanales previos a la aparición del cristianismo.

El carnaval diremos que es una celebración de máscaras incluso un festejo que resulta ser distinta en cada localidad, deben comprenderla y disfrutarla cada uno de los que intervienen, de tal forma que tendrían un juicio sobre eso que han conocido de la misma manera que serán estos individuos los que nosdescribirán sus sensaciones.

Para determinados carnavales diremos que es básico la ropa en otros las máscaras y en otros ninguna de estos factores va a ser importante, solo consiste en disfrutar de un buen rato acompañado unos amigos por la vía pública sin pensar por la forma de vivir cotidiana, intentando perder de vista las dificultades que tenemos. Encontramos muchos que piensan que las fiestas de disfraces en realidad son lo más especial de todo el año.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las joyas nos acompañan en el mundo a partir de la aparición de el hombre,

Ahora queremos hablar de las alhajas, ese producto que comentan que dura para siempre, pero pienso que el modelo puede llegar a quedarse anticuado, impulsando a su propietario a diseñar de nuevo la pieza de joyería o incluso poner en venta el collar junto con los pendientes que van a juego y volver a obtener otra joya que sea más actual.

Un ornamento en ningún caso debería de ser en todas las ocasiones de minerales apreciados o incluso aleaciones de elevado coste, asimismo es posible hacerse con otra clase de piedras con un precio bastante reducido e incluso aleaciones bastante más sencillas cuyo valor resulta ser bastante económico. Las joyas se utilizan por todos los países del planeta, las señoras y los señores embellecen con las alhajas partes de el cuerpo y se considera como un símbolo de mayor poder económico, esto es nos ponemos alhajas cuando queremos alardear de encontrarnos en un nivel más considerable dentro de nuestra sociedad.

Las joyas nos acompañan en el mundo a partir de la aparición de el hombre, al principio usaban huesos de las alimañas cuando se trataba de fábricar las pulseras o incluso colgantes. Después el el método de elaboración de las piezas de joyería progresó con las distintas civilizaciones añadiendo las aleaciones e incluso piedras apreciadas, en hoy en día cualquier cosa valdría para llevar como ornamento, en este momento la oferta de diseños fabricados por profesionales de la joyería resulta ser muy numerosa en los distintos países.

Los varones de cara a agradar a las chicas suelen regalar plantas o tal vez joyas, la causa de esta determinación ha llegado a ser que a las chicas les encanta que les agasajen con anillos, aretes e incluso gargantillas en ocasiones especiales. Con arreglo a lo que cuentan en un blog que he observado estos días, las señoras más singulares o incluso con el carácter bastante señalado se inclinan por las piezas de joyería de mayor tamaño pero las féminas que en realidad son más delicadas optan por joyas de tamaños más reducidos e incluso muy discretas. Siempre que queremos darle un obsequio a una señora lo preferible será enterarse de el temperamento para contentarla. Los entendidos en modas dicen que antes de regalar una alhaja hay que tener presente las características de la fisonomía de esa mujer, como son:

La forma de la cara. La cara de una fémina ha llegado a ser lo que destacamos en primer lugar e incluso tendría que haber una relación entre las joyas que te pones y el estilo de el rostro, bien sea redondo o incluso rectangular.

La altura de la fémina, incluso ha llegado a ser una singularidad esencial si queremos escoger las joyas, a las mujeres de poca altura no se les aconseja llevar collares apretados al cuello sin embargo las féminas de mucha estatura tendrían que usarlos más holgados de la misma manera que los aretes.

El tipo de manos, va a ser determinante cuando queremos escoger las sortijas, a las féminas con manos finas y largas se les adaptan más los anillos de mayor grosor, no obstante si sean chicas y gruesas va a ser bastante mejor ponerse anillos discretos.

Este tipo de sugerenciasno hay que seguirlas de forma rígida, la señora goza de la opción de colocarse aquello que desee como joya, lo esencial sería que le quede bien e incluso le convenza el objeto que ha comprado. En cualquier caso encontramos piezas de joyería que se ajustan a cualquier tipo de mujeres.

Con el fin de estar atractiva no tenemos que ponerse alhajas de costes desmesurados ni firmas importantes, una señora podría encontrarse deseable con artículos de bisutería comprados más baratos. Lo principal va a ser proporcionar estilo a presencia asi como gustarte a ti primeramente y a los que nos rodean después.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn